Los rótulos y las leyes. Una difícil relación.

La llegada de la tecnología en los ochenta no fue la única traba con la que se encontraron los maestros del rótulo. Poco a poco comenzaron a surgir leyes que, lejos de ayudarles a crecer, les perjudicaron enormemente.
Un buen ejemplo de ello fue cuando el ayuntamiento de Manises, municipio situado en la provincia de Valencia, consideró una buena idea cobrar un impuesto a todos los comercios que utilizaran rótulos para identificarse como tal. El resultado fue que quienes abrían un nuevo negocio no lo ponían y quienes ya lo tenían lo tapaban o directamente lo quitaban. Esta medida no solo fue devastadora para los rotulistas, también lo fue para la conservación del patrimonio gráfico del pueblo y, por tanto, para la expresión de su identidad. Por suerte duró poco tiempo.

Necesitamos proyectos duraderos que hagan más habitables y amigables nuestras ciudades.

A 138 Valla Publicitaria
A 138 GV Valla Publicidad
Blasco Ibáñez Valla Publicidad

Más adelante llegaron otras leyes que prohibieron las vallas publicitarias en las carreteras, lo cual supuso un duro golpe —casi mortal— a la profesión. Empresas nacionales o internacionales, después de años confiando sus vallas a rotulistas valencianos, se vieron obligadas a parar la producción de este tipo de anuncios.

Desde TiposQueImportan no queremos entrar en si estas medidas legales fueron o no acertadas. Lo que sí queremos es expresar nuestra disconformidad con las normas urbanísticas que, en el mejor de los casos, se proyectan a cuatro años —cuando todos sabemos que nuestras ciudades son imperecederas—. Necesitamos proyectos duraderos que hagan más habitables y amigables nuestras ciudades. Proyectos que evolucionen al tiempo que lo hace la ciudadanía y siempre respetando la identidad y el patrimonio de cada barrio. Nos gustaría conocer tu opinión acerca de cómo imaginas la ciudad del futuro y de cómo crees que se debería legislar —principalmente a nivel urbanístico— para llegar a ella.

 

DESDE TIPOSQUEIMPORTAN NOS PREGUNTAMOS CUÁL ES TU OPINIÓN AL RESPECTO, DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *